Ferrovial continúa reduciendo sus emisiones

Un año más, la compañía ha renovado su compromiso en la lucha contra el cambio climático. En su Estrategia Climática Ferrovial 2018, se muestra cómo Ferrovial está logrando cumplir con la responsabilidad adquirida por la compañía para afrontar este gran reto global mediante la puesta en marcha de numerosas medidas e iniciativas.

Para hacer efectiva dicha responsabilidad, en Ferrovial definen sus objetivos de reducción de emisiones de CO2 basados en la ciencia, que han sido aprobados y avalados por la iniciativa Science Best Target (SBT). Dichos objetivos, según se muestra en el informe, han sido cumplidos en 2018 tanto en términos absolutos como de intensidad gracias al intenso énfasis que pone la compañía para su logro.

Las medidas que han hecho posible este progreso han sido aplicadas en el desarrollo de servicios basados en la movilidad carbon neutral, en la integración de servicios, en la apuesta por el coche autónomo, en la economía circular o la eficiencia energética en edificación. El resultado ha sido que en 2018 sus emisiones en términos de intensidad han sido un 54% inferiores a las de 2009, fijado como año base para la compañía. Una de las medidas destacadas por la compañía para cumplir con los objetivos es que el 44% de la electricidad consumida procede de fuentes renovables.

Por otro lado, además de aplicar este tipo de medidas de reducción, también compensan sus emisiones participando en proyectos como en el que han colaborado en 2018, el proyecto de “Conservación de la Amazonía en Madre de Dios en Perú”.

 

En definitiva, este documento, maquetado por Ecoavantis y también disponible en inglés, refleja el empeño de Ferrovial por ofrecer servicios e infraestructuras que respondan a retos como el cambio climático, el principal desafío ambiental al que se enfrenta la sociedad actual. Para ello, la compañía ha sabido detectar las oportunidades de la transición hacia un modelo económico descarbonizado y está llevándolas a la práctica, demostrando que el desarrollo económico puede estar desvinculado de la generación de emisiones de gases de efecto invernadero.

Ángela Ruiz, Ecoavantis

 

 

Deje un comentario